Marmaris: segundo destino

Aproximaciónes a Marmaris

Marmaris es un puerto conocido desde la antigüedad. Hoy en día es una ciudad que ya contaba con 28.660 habitantes en el año 2000, cuya población aumenta hasta alcanzar los 300.000 o 400.000 en plena temporada alta turística. Fue completamente destruida por un terremoto en 1958. Se mantuvo como un tranquilo puerto pesquero hasta el boom inmobiliario de los años 80 y la llegada del turismo masivo. Ahora se dice que la vida nocturna en Marmaris no tiene rival en la costa turquesa.

Su mayor encanto es la excepcional belleza natural de su ubicación. Cuando llegas por mar, se pasa por un estrecho canal entre las islas, para acceder a una amplia bahía cerrada. Bosques de pinos cubren las laderas de las montañas e islas que la rodean. En la esquina noroeste, al asomar la proa de la isla Nimar, se verán las casas blancas de Marmaris.

La localidad es un importante centro de navegación, hay dos marinas grandes y varias más pequeñas. Yates y goletas turcas llenas sus costas, marinas y fondeaderos. También hacen aquí escala los cruceros que pasan por la zona. Hay servicios regulares de ferry a Rodas, circunstancia que aprovechara la avanzadilla del grupo para explorar la isla e investigar las posibilidades que ofrece Marmaris😉 .

No se sabe a ciencia cierta cuando fue fundada la ciudad. Lo que si se sabe seguro es que ya existía en el siglo VI a.C., se llamaba Physicus y formaba parte de Caria. Según Herodoto hubo una fortificación en Marmaris hace tanto como 3000 a.C.  Fué el enclave más importante de la Peraea Rodiorum.

Alejandro Magno, en su guerra de conquista de la zona, asedió el castillo. Los 600 habitantes de la ciudad, cuando se percataron de que no tenían ninguna posibilidad de ganar la batalla  contra el ejército invasor,  quemaron sus objetos de valor en el castillo antes de escapar a las montañas con sus mujeres y niños. Los invasores, conscientes del valor estratégico de la fortificación, donde se podían alojar cientos de soldados, repararon las secciones destruidas

A mediados del siglo XV, durante el ascenso del imperio otomano liderado por el  Sultán Mehmet II que unificó Anatolia, este no pudo doblegar a los  Caballeros de San Juan, con sede en Rodas, que no fueron desalojados y la zona incorporada al imperio hasta el reinado de Solimán el Magnífico, quien restauró el castillo de Marmaris en 1522, después de la campaña de Rodas. Las autoridades turcas restauraron progresivamente el castillo a partir de 1979 y ahora es sede de un museo.

También hay un bazar y una pequeña caravasar otomana mandada construir por Ayse sultán Hafsa madre de Solimán, una auténtica Sultana Madre muy influyente durante el reinado de su hijo.

Más de 250 años después, después de que la madre de Solimán estuviera en Marmaris , en el año 1798, el almirante Horacio Nelson (muerto 7 años más tarde en la batalla de Trafalgar), andaba por la zona persiguiendo a Napoleón y la flota francesa. Arribó a Marmaris para realizar algunas reparaciones y darles un corto respiro a sus sufridas tropas. Nelson opinaba que era el mejor fondeadero del Mediterráneo oriental y así lo recomendó (La prosa del Almirantazgo nunca fue mucho más allá del utilitarismo más prosaico):

“… adecuado para los varios propósitos de ventilar las bodegas, afinar la jarcia, reparar los barcos, levantar tiendas para los carpinteros, armeros y toneleros, y para desembarcar y cargar pasajeros y botines…”

La zona oeste de la ciudad refleja el caótico crecimiento y el turismo masivo de la peor especie, altos hoteles baratos llenos, apartamentos cutres, Pubs que ofrecen el partido de la Premier League inglesa, anuncios en varios idiomas de cerveza, patatas fritas, pollo barato, y … cócteles como el “Sexo en una playa turca”. Hasta tal punto que, por momentos, dudas de estar en Turquía. Un infierno turístico hooligan.

La zona más antigua de Marmaris, donde está el castillo, aún conserva atractivo, especialmente la zona portuaria, donde hay todo tipo de restaurantes y bares y numerosas tiendas en torno a la marina, y el cercano bazar cubierto, en la zona vieja, en gran medida peatonalizada recientemente. Aquí se venden todo tipo de artículos: marroquinería, alfombras, cerámica, bisutería … y cualquier suministro más profano como pilas, un carrete de fotos y un protector solar. En opinión de nuestro guía “in pectore” Rod Heikell, es por esta zona por la que hay que andar, especialmente por la marina, donde se alinean desde humildes y baqueteados barcos de madera a lujosísimos yates de millonarios, con la inevitable procesión de curiosos fascinados por los barcos atracados.

La acrópolis está situada en una colina al norte de la ciudad actual, de la antigua ciudadela no queda nada, pero el paseo hasta allí es muy agradable, asciende por un desfiladero rocoso flanqueado por pinos que dan sombra al camino, lo que se agradece si hace calor, como es habitual en el verano. No deja de ser extraño que nada quede de  Physicus, la más importante de las ciudades de la Peræa Rodiorum, la única que se denominaba de manera separada del conjunto, con una relación especial, presumiblemente comercial con la ciudad ródica de Lindos. Con toda seguridad la ciudad fue desmantelada y sus piedras trasportadas por barco y reutilizadas  en otras localizaciones o mucho más cerca, para construir prosaicos muros. Gracias a su excelente puerto natural y sus buenos accesos, el enclave sobrevivió y no desapareció en el resto de las ciudades de la Perea cuyos espectros visitaremos mañana.

Casi seguro que no pasaremos frío😉 :

Mes         May Jun              
Tª máxima promedio °C         28.6 35.9              
Tª mínima promedio °C         16.3 23.4              
Fuente: World Weather Information Service

Y ahora el acostumbrado pase de diapositivas (los que queréis sorprenderos totalmente abstenerse de mirar) en ellas podremos ver desde un plátano histórico símbolo de la ciudad en la plaza de Bayır, una barriada de Marmaris, hasta la carta de Piri Reis de la zona, pasando por la movida nocturna y bonitas vistas de la ciudad.

El masivo turismo produce muchísima información en la red. Un buen ejemplo es Marmaris Tourist Union

Mañana salimos para “Loryma”. Unas  27 M. Loryma es una península, pero también una antigua localidad con gran importancia durante la Perea Ródica , la actual Buzuz Buku (“Cala Rota”). Podremos soñar con pecios y las antiguas y desaparecidas ciudades de Rodiópolis, no habrá tiendas y pocas piedras antiguas que visitar😉, estaremos nosotros, nuestro barco el viento, y el mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s