Cleopatra y …. Marco Antonio

Cleopatra

En el año 44 a.C. Julio César fue asesinado por un grupo de senadores, incluido Caiso y Bruto,  que conspiraban contra él. Fue cuando César dijo, (según Suetonio), en griego, Kai su, teknon? (¿Incluso tú, hijo mío?). El Imperio Romano quedó descabezado sin sucesor obvio. El pueblo de Roma no aprobó el magnicidio ni apoyó a los conspiradores. Dos figuras surgieron como posibles candidatos: Octavio , sobrino del César y Marco Antonio, su mejor general. Llegaron a un pacto entre ellos y dividieron el imperio, quedándose Marco Antonio con la parte oriental, que incluía Asia Menor. Tras perseguir derrotar a los rebeldes, los dos cabecillas se suicidaron.  La personalidad de los nuevos líderes del Imperio no podía ser más antagónica: Octavio era un joven enfermizo, gobernante metódico y cuidadoso, educado para mandar.  Antonio era un general calavera, aunque muy buen guerrero, que lideraba a sus hombres en la batalla y por el que sus tropas sentían devoción. Bebía sin moderación y tenía reputación de mujeriego. Cuando César conquistó en Egipto tomó a Cleopatra como concubina. Marco Antonio siguió sus pasos. La proverbial belleza de Cleopatra parece que no mermó con el tiempo y ejerció tal atracción sobre él que al final le llevó a la muerte.

En el periodo en que Marco Antonio gobernó sobre las provincias romanas orientales pasaba mucho tiempo con Cleopatra, disfrutando de un crucero interminable por las costas de Asia Menor. Los festejos eran de una escala nunca vista. Plutarco describió uno de esos eventos de la siguiente manera:

“Mientras casi todo el mundo gime y se lamenta, esta isla resuena durante días con la música de flautas y harpas. Los teatros están llenos, los coros compiten entre ellos. Cada ciudad mandó un buey para ser sacrificado y los reyes rivalizan en entretenimientos y regalos. Todos se preguntan como serán las celebraciones de la victoria si las del comienzo de la guerra son tan caras”.

Marco Antonio pasaba tanto tiempo con Cleopatra que la popularidad entre sus hombres declinó y también lo hizo en Roma, haciendo poca más que inevitable el enfrentamiento con Octavio. Este pasó a la acción cuando Marco Antonio nombró a Cleopatra co-regente de Egipto y a sus descendientes, incluyendo al hijo ilegítimo de César con ella, herederos del Imperio Romano Oriental. Octavio reunió sus tropas y lo venció en una batalla naval en Actium el 2 de septiembre.  Antonio y Cleopatra huyeron a Alejandría. Cleopatra se dió a la fuga con su galera de velas color púrpura y Marco Antonio la siguió abandonando a sus hombres, poniendo un triste fin a su gloriosa vida militar. A  finales de julio del año 30 a. C., asistido por Agripa, Octavio invadió Egipto. Sin otro lugar donde poder refugiarse, Antonio trató inútilmente de hacer frente a la invasión con sus once legiones, que desertaron el día 1 de agosto tras un solo día de resistencia. Obligado por las circunstancias, y en la creencia de que Cleopatra se había suicidado previamente, Antonio optó por el suicidio, arrojándose sobre su propia espada, aunque sería llevado aún con vida ante su amante, muriendo en sus brazos. Pocos días más tarde, ante la deshonra que suponía desfilar encadenada en el triunfo de Octaviano, Cleopatra se suicidó también mediante la muerte ritual por mordedura de áspid. El hijo del César fué discretamente eliminado.

Inevitablemente, la relación de Antonio y Cleopatra y su periplo de placer por la costa de Asia Menor ha hecho surgir un montón de historias apócrifas acerca de los lugares donde recalaron. Muchas de las ruinas greco-romanas tienen alguna historia y un nombre relacionadas con ellos: la bahía, la isla, la playa o los baños de…  Cleopatra. Al pobre Marco Antonio  nadie lo menciona. Puede que haya algo de verdad en alguna de las leyendas o puede que no. En todo caso, aunque no fueran ciertas, deberían de serlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s