Licia: la costa de los piratas

A la costa de Licia se la ha conocido habitualmente como la “Costa de los Piratas”. La abundancia de calas protegidas, islas e islotes, salpicados a lo largo de la costa, facilitaban un buen refugio a estos piratas, en donde podían tranquilamente esperar escondidos el paso de sus presas, hasta el momento de lanzarse a su captura.

A lo largo de la historia se llevaron a cabo numerosas campañas para limpiar de piratas estas costas: la primeras en el 1194 a. C.; las últimas, en el siglo XIX de nuestra era.

Un bajo-relieve encontrado en el delta del Nilo registra la campaña de Ramses III, armando una gran flota para atacar y acabar definitivamente con los Lukka, con el objetivo de limpiar esa costa de piratas.

Cuando Jerjes reune siglos más tarde su enorme ejército para la invasión de Grecia, los Licios contribuyeron a su flota con cincuenta barcos.

Atenas envió a Caria y Licia una flota para recolectar tributo y derrotar a piratas carios y licios que actuaban en acuerdo con su enemiga Esparta, pero fue derrotada en Licia por una coalición de dinastas locales.

La piratería es nuevamente mencionada en el siglo V a.C., aunque no será hasta que se complete la ocupación romana de Asia Menor cuando se lleven a cabo intentos para erradicarla.

A principios del siglo I a. C., Licia se vio inmersa en el proceso de fortalecimiento de grupos de piratas, junto con lugares como Cilicia y las islas del mar Egeo. Entre los líderes piratas de Licia, destacó Zeníquetes, el cual llegó a proclamarse rey.

En el 77 a. C., Publio Servilio Vatia Isaúrico , gobernador romano de Cilicia, derrotó a los piratas de Licia y Panfilia, dando pie a las campañas en Cilicia de Pompeyo Magno.

Pompeyo en el 67 a. C. luchó de nuevo contra los piratas de la zona, acabando  con ellos.

El Asia Menor del Imperio romano tardío se caracterizó por la proliferación de bandidos (al menos así considerados desde el punto de vista romano), por lo general de origen isaúrico. Alrededor del 278, Lidio el Isaúrico actuó en Licia y Panfilia, pero fue finalmente reducido por las fuerzas romanas.

Tras la caída de Roma, la costa de Licia se recuperó como epicentro de la piratería del Mediterráneo oriental y habrá que esperar hasta los siglos XVIII y XIX a que la armada británica acabe con sus piratas. Hoy en día sólo quedan, además de los piratas informáticos y de ropa y otros objetos de marca de imitación que se pueden encontrar en los mercadillos.😉

Ramses II luchando contra los pueblos del mar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s