Nuestro crucero azul

El Crucero Azul, también conocido como  la Travesía Azul (“Mavi Yolculuk” en turco) es como se denominan los viajes en barco de recreo a lo largo de la  Riviera Turca o Costa Turquesa (por el color del mar) en la costa sudoeste de Turquía, y tiene connotaciones turísticas y literarias. Proviene del título de un libro publicado por Azra Erhat en 1957.

Mapa de la Riviera Turca

Fue introducido por primera vez en la literatura turca por un puñado de escritores de esta nacionalidad como  Cevat Şakir Kabaağaçlı (alias El Pescador de Halicarnaso), Sabahattin Eyüboğlu (junto con su círculo de familiares y amigos), y especialmente artistas como Azra Erhat, la traductora al turco de la Ilíada y la Odisea de Homero. Los escritores reunidos en torno a la revista literaria “Yeni Ufuklar” (Nuevos Horizontes) en los años 50 y 60 del siglo pasado también contribuyeron a la popularidad del Crucero Azul.

Un crucero azul completo generalmente comienza en Didim, o Kuşadası, aunque muchos viajes a menudo comienzan en  Bodrum.  Generalmente acaban en el puerto de Antalya. El término puede utilizarse también para referirse a travesías cortas a lo largo de la costa sudoeste de Turquía, incluyendo, pero no exclusivamente la zona correspondiente a la antigua Licia.

Hoy en día existen numerosas versiones y calidades de cruceros azules. El término es utilizado por la industria turística turca como una marca.Varios operadores turísticos lo incluyen entre sus ofertas, combinado o no con otros destinos. Algunas empresas se especializan en la oferta de viejas en goletas de variados tamaños y precios. La mayoría son de una semana de duración, de sábado a sábado, las goletas llevan patrón y dos o más tripulantes dependiendo del tamaño. Se puede contratar pensión completa. En verano el buen tiempo está asegurado, se duerme en calas, se pueden visitar algunos lugares históricos …

Nuestro personal Crucero Azul va de este a oeste, desde Göcek a Bodrum.

El primer día (sábado) iremos desde Göcek a la desembocadura del río Dalyan, fondeando en una extremo de la playa Iztucu, donde la tortuga boba o caguama (Caretta caretta) aún acude a desovar, cerca de la antigua Caunos. Numerosas barquitas estarán esperando para ofrecer una visita río arriba, en un delta que parece más africano que mediterráneo, hasta las antiguas tumbas licias escavadas en la roca.

El domingo iremos a la bahía de la populosa Marmaris, para seguir el lunes, como contraste, a una cala casi desierta llamada Bozuc Buku (Bahía o Cala Rota, en la península de Loryma), situada apenas a 10 millas naúticas de la costa norte de Rodas.  A muy poca distancia al nordeste de esta cala está cala Serçe o “Serçe Limani”, un buen refugio si tienes motor, una trampa mortal para un antiguo (o moderno) barco impulsado sólo por la vela, cuando las rachas del terrible Melteni rolan 180ºcomo el pecio que naufragó en la bocana hace 11 siglos.

El martes navegaremos hasta  Bozburun, un pueblo tranquilo, donde hay numerosos astilleros. En su bahía se descubrió un importante pecio bizantino.

El miércoles iremos a Datça , antiguo pueblo de pescadores, convertido ahora en una villa turística de mediana importancia, con varias marinas y fondeaderos.

El jueves iremos a  Knidos, un antiguo puerto adonde casi sólo llegan las goletas y otros barcos de recreo. Fue allí donde el barco que llevaba a Roma a San Pablo para ser juzgado (y posteriormente decapitado) hizo escala a la espera de vientos favorables. La goleta se verá desde las ruinas, el antiguo anfitreato y el templo de Afrodita.

El viernes llegaremos a nuestro punto de destino, Bodrum, dejando a babor la isla de Kos, donde nació (y murió) Hipócrates. En Bodrum cenaremos y dormiremos en el barco, desayunaremos y nos marcharemos, ya en sábado, no sin antes ver el castillo de San Pedro construido por los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén, que alberga el Museo de Arqueología Marina, con los restos, entre otros, del pecio de Uluburun, del siglo XIV A.C.,  dar una vuelta por esta ciudad y quizás visitar las ruinas de la antigua Halicarnaso.

Y allí acabará (por el momento) nuestra historia, donde nació Herodoto, el padre de la Historia. Unas 170 millas náuticas en total, una ¿quinta o cuarta? parte de la Riviera Turca (habrá que volver hasta completarla)😉

Nuestro capitán Suat Konday, es un gran cocinero, está fuera de circuitos comerciales al uso, solo lleva a grupos presentados por sus antiguos clientes. Unos amigos de B&T nos pasaron el contacto (y, este año, nos cedieron el viaje porque ellos no lo podían hacer). Las referencias son inmejorables: amabilidad, excelente trato, tranquilidad y muy buena comida.  El ritmo de viaje es muy relajado, dormida en calas, con baño antes del desayuno, navegación con nueva cala para comida , baño y siesta , lectura o parloteo, parada en pequeño puerto para avituallamiento ó paseo, etc. Los pescadores se acercan en las lanchas en las que pescan para vender directamente los pescados que están levantando.
Hay 6 camarotes, 2 a proa , 2 a popa y 2 en el medio. Unos con cama de matrimonio y otros con 2 camas.  Todos con servicio. El barco lleva aletas y gafas, zodiac y una piragua. Todo de madera ¡sin plástico!. Se camina descalzo por todo el barco. Todo el día en bañador. ¡Y tiene aire acondicionado!

Una respuesta a “Nuestro crucero azul

  1. Pingback: Bodrum: 7º destino y meta « Goleta turca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s